HISTORIA

Después de sanar una depresión, algunos años atrás, un treintañero solitario emigra a la ciudad de Austin, Texas en los E.U.A. en busca de una mejor calidad de vida, emprendiendo una micro empresa norteamericana, con la ilusión de estar un poco más cerca de sus hijos. Durante su estancia, rentó un departamento que resultó estar infestado de chinches. Desesperado por la situación -al ser ignorado por los administradores del edificio- buscó ayuda legal hasta que encontró una página de internet que le ofrecía una breve asesoría por $20 dólares. No obstante, su problema no quedó resuelto tras el frio trato recibido por el abogado que lo atendió. Agotó su capital inicial y a los pocos meses se vio en la necesidad de regresar en quiebra, con picaduras en brazos y piernas, a su ciudad de origen en México, Monterrey, N.L.

Debido a que se encontraba a mitad de escritura de un segundo libro sobre psicología y espiritualidad, decide dar terapia psicológica y coaching de vida en un cuartito prestado en la fábrica de su hermano, donde vivía mientras se recuperaba del descalabro económico. Aunque al principio ofrecía sus servicios gratuitamente, prosperó en su trabajo, se mudó y tiempo después -mientras continuaba con su labor terapéutica- decidió invertir sus ahorros en una empresa estadounidense mundialmente famosa de transportación urbana, con la expectativa de crear una flotilla, lo que resultó en una errónea decisión financiera debido a los inconvenientes cambios repentinos en los esquemas de comisiones que otorga dicho negocio.

Un año después, mientras se encontraba de vacaciones bien acompañado en la playa, comenzó a extrañar a sus pacientes, y ahí, en ese momento, fue donde les encontró sentido a estas experiencias pasadas. En el momento en que se le ocurrió, le platicó a su novia la idea de dar terapia psicológica masivamente, conectando desde una aplicación móvil a múltiples especialistas interdisciplinarios con usuarios de cualquier nivel social. A diferencia de las empresas anteriormente mencionadas, el negocio ofrecería un servicio cálido y humano a sus clientes y condiciones de pago favorables a sus proveedores.

Al paso de una semana, durante los primeros días del 2017, registra el dominio TeEscuchoAhora.com